La abultada cifra es poco si se la compara con su antecesor. François Hollande dedicaba 100.000 euros anuales en peluquería.

El presidente francés Emmanuel Macron gastó 26.000 euros en maquillaje en sus tres primeros meses en la presidencia, según el diario francés ‘Le Point’. Estos datos son potencialmente dañinos para la popularidad del líder de centro, que ya estaba debilitada.

Las mismas fuentes aseguran que la maquilladora personal del presidente, Natacha M, hizo dos facturas, una valorada en 10.000 y la otra por 16.000 euros.

El Palacio del Elysée ha justificado el costoso precio de los servicios de maquillaje para el presidente asegurando que tuvieron que “solicitar a un contratista por urgencia”.

Natacha M también fue la encargada de maquillar al presidente durante su campaña electoral. Fuentes cercanas al mandatario aseguran, según el mismo medio, que a partir de ahora los gastos “se reducirán significativamente”.

La maquilladora de Nicolás Sarkozy (2007-2012) cobraba ya 8.000 euros al mes. Su sucesor, François Hollande, rebajó la tarifa a 6.000 euros. Pero tenía además adicionales.​

Le Point asegura que a pesar de que el ex presidente pagase a su maquillador 6.000 euros de salario, al sumar servicios como la seguridad social, la cifra alcanzaba los 30.000 euros.

Estas cifras dejan de ser bárbaras si se echa la vista atrás y se recuerda el episodio de las críticas a Hollande y su “Socialismo del champú”.

El diario francés ‘Le Canard Enchaîné’ publicó el año pasado por estas fechas que el socialista, que aseguró ser “un presidente normal”, se gastó 99.000 euros anuales durante sus cinco años de mandato en el sueldo de su peluquero personal, además de subsidio de vivienda y de prestaciones familiares.

Según relata el diario El País, una justificación que daba la maquilladora de Sarkozy, Marina Michenet, en una larga entrevista que concedió a Vanity Fair hace un año, es que debía seguir el mismo ritmo que el presidente y su equipo de asesores, teniendo incluso que ponerse numerosas vacunas para poder viajar en cualquier momento a cualquier lugar. “Había momentos en los que salíamos del aeropuerto de Villacoublay y que yo ni sabía a dónde íbamos”, explicó. El artículo iba acompañado de fotografías de la maquilladora viajando con Sarkozy a lugares tan insólitos como Afganistán.

Pese a estos precedentes, las redes sociales se incendiaron con comentarios sobre un gasto considerado excesivo por muchos. Una oportunidad para criticar al presidente, en estos momentos de gira por Europa del Este, que tampoco han querido dejar pasar políticos de la oposición. “Mientras que Francia se mata trabajando, Macron se pone 23 salarios mínimos sobre la cara”, tuiteó el político del Frente Nacional Florian Philippot.

“Cuando vemos que Macron se gasta 26.000 euros en maquillaje, no estoy seguro de que esté en posición de dar lecciones”, dijo el diputado conservador Guillaume Larrivé.

De momento no se ha revelado cuánto gasta Macron en peluquería.

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar