Por medio de un convenio entre la Comisión Nacional de Regulación del Trasporte y la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza, una compañía de medicina privada hace chequeos psicofísicos a choferes de colectivos antes de que los mismos se suban a las unidades.

La CNRT eligió los cinco lugares del país que tienen mayor afluencia de turistas para instalar estos consultorios médicos, los cuales están ubicados en las terminales de ómnibus.

Entre esos sitios seleccionados está Mendoza, cuya base para realizar los chequeos está en la terminal del norte provincial.

No obstante, se acordó que, periódicamente, se traslade hacia San Rafael una unidad móvil de la empresa de medicina para que haga controles de tipo sorpresa en la terminal de ómnibus de nuestra ciudad, según explicó a nuestro medio el Dr. Leonardo Yapur, titular de la Unidad Ejecutiva de Seguridad Vial.

De hecho, la semana pasada ya estuvo en San Rafael el consultorio móvil realizando exámenes psicofísicos a choferes que estaban a punto de iniciar un viaje. En tal sentido, el funcionario indicó que “todos los conductores estaban aptos para manejar”.

Yapur explicó que los estudios consisten en control de presión arterial, examen visual, alcoholemia, peso, niveles de azúcar y un breve test psicológico. También se pone la lupa sobre el estado físico actual respecto del sueño y el cansancio.

“Se trata de exámenes que duran aproximadamente 20 minutos, y se hacen de forma aleatoria. Cuando se selecciona al chofer, el mismo tiene que pasar de forma obligatoria por el chequeo”, añadió.

Se realiza con el fin de darle seguridad al pasajero y también al propio chofer. Son simplemente algunos minutos de estudios antes de que el conductor tome la responsabilidad de agarrar el volante para salir a las rutas.

Silvio Barroso