Debido a la cantidad de comentarios de familiares de competidores y turistas que llegaron a este medio nos pusimos en contacto con la organización de la competencia, quienes también sorprendidos por esta situación, nos hicieron saber que con bastante anticipación habían tramitado la autorización ante recursos naturales con el objetivo de que las balsas de rafting no pudieran bajar el Atuel entre las 10 y las 15 hs.

Esto se debía netamente a razones de seguridad ya que el río se encuentra con muy poco caudal y que un kayakista se encuentre con una balsa en algún rápido o curva complicada puede traer consecuencias fatales. Sin embargo algunas empresas de rafting, no todas, igualmente descendieron por el río.

Inclusive en algunos casos llamó la atención la cantidad de turistas que iban por balsa infringiendo la ley de náutica y más aun teniendo en cuenta que el Atuel se encuentra con poca agua poniendo en riesgo así innecesariamente a los pasajeros.

De hecho gente que estaba en el lugar pudo verificar cómo los competidores se encontraban con un “obstáculo” en medio de la disciplina del kayak.

En esta ocasión afortunadamente no aconteció ningún accidente, pero tranquilamente podría haber sucedido, por lo que a futuro esta situación se tendría que rever.

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv