Luego que durante la madrugada de ayer se produjeran cinco atentados incendiarios a iglesias en Santiago, cuando sólo restan sólo dos días para la llegada del Papa Francisco a Chile, el ministro del Interior de aquel país, Mario Fernández desestimó que estos hechos pudieran constituir un riesgo para la presencia del Pontífice en el país.

En entrevista con radio Bío Bío, el jefe de Gabinete sostuvo que “en toda sociedad hay instituciones o grupos o articulaciones que tienden a alterar el orden público por distintos motivos. No hay que confundir aquí la libertad de expresión propia de una democracia con los métodos que se utilizan”.

 En ese sentido,manifestó que el Papa “no debería correr peligro” en su visita a Chile. Además, indicó que se trata de grupos menores.”Se hace seguimiento de grupos que aparecen, desaparecen pero no podemos estar hablando acá de grupos importantes de articulación realmente peligrosos para la población en el sentido de su volumen”, subrayó.

Respecto a las críticas por el gasto en que incurre el Estado para financiar la estadía del obispo de Roma, Fernández enfatizó que son los recursos que el Estado invierte siempre cuando existe la visita de un Jefe de Estado.

“Para el resguardo de cualquier jefe de Estado, nosotros hemos hecho cumbres internacionales donde vienen muchos jefes de Estado y nadie critica cuánto es el costo que significa recibir a esas personas y resguardarlas y que es equivalente a esto”, sostuvo el ministro del Interior.