La Segunda Cámara del Crimen de nuestro departamento condenó a 12 años y 9 meses de prisión al sujeto que en noviembre del año pasado casi termina con la vida de su ex pareja en plena vía pública.

Se trata de Jesús Navarro, quien reconoció ser el autor de los hechos, acción que despejó el camino para realizar un “juicio abreviado”.

Mediante un acuerdo entre la defensa y la fiscalía, con el consentimiento de la víctima, Vanesa Aspitia, se tomó la decisión de no pasar por el debate (juicio común) y otorgar entonces la pena de forma inmediata.

Con el visto bueno de todas las partes, luego de que Navarro se reconociera como culpable, el juez Jorge Yapur lo condenó a 12 años y 9 meses de prisión por los delitos de homicidio doblemente agravado en grado de tentativa y desobediencia continuada al no respetar la orden de prohibición de acercamiento. En ese segundo punto, es necesario aclarar que el sujeto ya había ejercido violencia de género sobre Vanesa y tenía prohibido tener contacto con la chica.

El caso

El violento episodio ocurrió a principios de noviembre del año pasado, en horas de la noche, en Mitre al 2000 de nuestra ciudad.

Era una noche lluviosa y Vanesa iba rumbo a su casa, luego de salir del trabajo, cuando fue interceptada por Navarro.

El sujeto comenzó a pegarle en la vereda, luego la tomó del cuello y la arrastró por plena avenida Mitre hasta el boulevard donde emprendió con total furia contra la chica.

El malviviente era un torbellino de golpes de puños y patadas, hasta que en un momento la agarró de la cabeza y la golpeó contra el cordón.

Vecinos de la zona y transeúntes que vieron semejante escena salieron en defensa de la chica y lograron salvarle la vida.

De todas maneras, Vanesa fue a parar a terapia intensiva del Schestakow donde permaneció varios días internada y quedó con secuelas físicas y psicológicas.