Esta semana los diputados mendocinos enviaron en segunda revisión al Senado el proyecto de ley que modifica la normativa de tránsito de la provincia.

Se trata de la nueva ley propuesta por el Ejecutivo, entre los que sobresalen algunos puntos que seguramente darán que hablar, sobre todo en el ámbito sindical.

Es que la nueva regla indica que la vía pública no podrá estar comprometida, en su seguridad y fluidez, bajo ningún punto de vista, ya sea de forma temporal o comercial, salvo autorización correspondiente.

De esa manera quedan prohibidas las manifestaciones en la calle. Esto significa que cualquier tipo de movilización se deberá hacer en las veredas, respetando pasos peatonales y señales ordenatorias de circulación.

Aunque no tengamos, sobre todo en San Rafael, una cultura de protesta arraigada, en los últimos años las manifestaciones han tenido un crecimiento notable, no solamente las relacionadas con protestas gremiales, sino también de tipo sociales, ya que se han llevado adelante movilizaciones por pedido de justicia (en casos resonantes), otras para oponerse al aborto, otras en defensa de los derechos humanos, también en contra de la minería contaminante y alguna que otra marcha relacionada con el campo y su problemática.

La ley señala que la libertad de circulación por las calles no se puede ver interrumpida, por lo tanto todo tipo de manifestación debe hacer circulando por las veredas.