Dos policías de Perú son investigadas y afrontan una suspensión de hasta un año por haberse tomado una selfie con la detenida líder opositora Keiko Fujimori.

La investigación se inició a pedido del ministro del Interior, Mauro Medina, después de que la autofoto se viralizara este jueves en redes sociales y medios nacionales de Perú.

En la imagen se ve a las dos agentes que sonríen junto a la detenida, dentro del patrullero que trasladaba a Keiko hacia la Prefectura de Lima.

Ante la insólita situación, el inspector general de la Policía Nacional de Perú, Gustavo Hananel García, confirmó al canal RPP Noticias que se abrió una investigación. “Este es un hecho que no está permitido, tomarse fotografías con los detenidos, y además contradice los protocolos”, remarcó.

El funcionario agregó que la sanción “sería de seis meses a un año de pase a disponibilidad”, que se impone al personal policial por infracciones graves o muy graves.

Es un hecho grave que perjudica el servicio policial y la imagen de la Policía” señaló Hananel García. Eso sí, las dos oficiales “van a tener, de acuerdo con la ley, diez días para presentar sus descargos correspondientes”.

Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular, fue detenida este miércoles de manera preventiva durante diez días mientras se la investiga por la presunta comisión del delito de lavado de activos.

 

Fuente: www.clarín.com