Familias con bebés, ancianos en sillas de ruedas y llevados por parientes, hombres y mujeres con atuendos de colores brillantes y sus mejores vestimentas: la sociedad de Zimbabwe salió en un número abrumador para participar de una elección histórica.

“Esto es como 1980, las elecciones después de la independencia, mis primeras como hombre libre”, dijo Josiah Tambara, mientras se formaba una larga cola afuera de la mesa de votación en Harare ayer por la mañana. “Es el mismo tipo de sensación de que algo realmente importante está sucediendo”. Dijo Tambara, en alusión a que estos comicios son los primeros sin Robert Mugabe en 40 años.

“La diferencia es que en ese momento también había mucha esperanza. Esta vez existe el temor de que las cosas empeoren si no lo hacemos bien”, dijo también.

“Dios nos da esta segunda oportunidad. Sigo diciéndoles a la generación joven que deben votar y que no desperdicien esta oportunidad”. Ex combatiente de la guerrilla contra el gobierno blanco, el hombre de 70 años agregó que no está demasiado impresionado con Nelson Chamisa, el líder de 40 años de la alianza opositora MDC (Movimiento por el Cambio Democrático), pero que votó por él.

Tambara insistió en que su decisión no estuvo influenciada por la dramática intervención de Mugabe el día antes de las elecciones. El ex presidente hizo su primera aparición pública desde que fue derrocado hace ocho meses en una extraordinaria conferencia de prensa para anunciar que no apoyaría a Zanu-PF, el partido que lideró en una ocasión, y su candidato Emmerson Mnangagwa, respaldando en cambio a Chamisa. “Mugabe fue nuestro comandante en la guerra y sacrificó mucho para conseguirnos la libertad. Conozco a algunos amigos indecisos que apoyaron a Chamisa después de escucharlo. Pero yo tomo mis propias decisiones”, dijo Tambara.

“Creo que es hora de darle una oportunidad a los jóvenes. Después de todo, nosotros, los viejos, no lo hemos hecho demasiado bien al país si lo pensamos”. Pero la edad no parece ser un factor decisivo para muchos votantes en esta elección.

En la mesa electoral de Kawadzara, donde Tambara dio su apoyo a Chamisa y donde el propio líder del MDC votó ayer, varios jóvenes respaldaron a “ED”, Emmerson Dambudzo Mnangagwa, de 75 años. “Voté por ED porque tiene experiencia, ha estado presente por mucho tiempo. El puede ver los errores que se han cometido, las políticas que son incorrectas y corregir las cosas “, dijo Tonderai Muzunze, de 31 años.

El líder del MDC había advertido que habría protestas callejeras si a él y al partido se les negaba la victoria por una comisión electoral que, según él, está sesgada a favor de Zanu-PF, aunque también había dicho, a veces, que las protestas serían pacíficas. Sin embargo, esa no era una garantía que algunos de sus partidarios estuvieran dispuestos a dar. En la mesa electoral de Highfield, donde votó Mugabe, muchos votantes del MDC estaban convencidos de que habría fraude.

Mugabe, sin embargo, recibió una cálida bienvenida cuando vino a votar con un pequeño grupo de entusiastas seguidores. Era la primera vez que el ex presidente de 94 años lo hacía sin ser candidato.

Mnangagwa emotió el voto en su ciudad natal de Kwekwe sin vítores ni aplausos. El presidente interino respondió al ataque de Mugabe: “Es un ciudadano, puede enfrentarse conmigo en cualquier momento”.

 

Fuente:www.pagina12.com