No siempre las cosas salen como se planean. Ejemplo, lo que le ocurrió a un joven delincuente que ingresó a robar a una casa en remodelación y luego no encontró la forma de salir.

El absurdo hecho ocurrió a la una de la madrugada de hoy cuando vecinos de una vivienda ubicada en calle Los Arrayanes de nuestra ciudad alertaron a la Policía de extraños movimientos.

Cuando llegaron los uniformados al lugar encontraron a un malviviente encerrado en la casa.

A la propiedad llegó también el dueño, quien autorizó a los efectivos a ingresar a la vivienda para detener al inexperto ratero, que tenía en su poder dinero en efectivo y una tablet.

El sujeto resultó ser un adolescente de 17 años, que fue conducido a la Comisaría del Menor para quedar a disposición de la Justicia.