En el marco del Programa Nacional de Educación Solidaria del Ministerio de Educación de la Nación, la Escuela Mapu Mahuida obtuvo el segundo lugar entre 1.530 instituciones educativas de todo el país. Otras nueve escuelas de Mendoza fueron premiadas con menciones de honor.

Una vez más Mendoza pisó fuerte en el acto de entrega del premio presidencial “Escuelas Solidarias” 2017, que se llevó a cabo en Parque Norte, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Diez escuelas de nuestra provincia, representadas por 50 alumnos, 27 docentes y la referente jurisdiccional, Iris Borges, participaron en la doble jornada de trabajo donde se expusieron experiencias, vivencias y reflexiones y que finalizó con la premiación a los 111 establecimientos finalistas que intervinieron en el Programa Nacional de Educación Solidaria.

Entre ellos, la escuela secundaria 4-206 Mapu Mahuida, de Malargüe, que consiguió el segundo puesto y $25.000 que le posibilitarán continuar acciones de su proyecto. Además, otros ocho establecimientos educativos de Mendoza, que se adjudicaron cada uno una mención de honor y $10.000, también para concretar sus respectivas propuestas.

El Premio Presidencial es el punto culminante del Programa Nacional de Educación Solidaria, correspondiente a la Dirección Nacional de Políticas Socioeducativas del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación. Es un reconocimiento a las escuelas y sus estudiantes por el diseño e implementación de proyectos de intervención sociocomunitaria inscriptos en la pedagogía del aprendizaje-servicio solidario, como estrategia de mejora de las enseñanzas y formación de ciudadanía responsable.

Estas son las diez escuelas de Mendoza que premiadas y sus respectivos proyectos presentados:

– Escuela 4-206 Mapu Mahuida, de Bardas Blancas, Malargüe, que inició en 2016 la experiencia “Jugando aprendo”: segundo premio.

– Escuela 0-156 S/N, de Rivadavia, que inició en 2016 la experiencia “Una huerta comunitaria en el jardín Francese”: mención de honor.

– Escuela 1-459 Guaymaré, de El Bermejo, Guaymallén, que inició en 2017 la experiencia “Mío, tuyo, nuestro hogar: cuidémoslo”: mención de honor.

– Escuela 3-128 Marilín Penna de Ferro, de Fray Luis Beltrán, Maipú, que inició en 2017 la experiencia “Hablemos de esto”: mención de honor.

– Escuela 4-106 “IV Brigada Aérea”, de El Plumerillo, Las Heras, que inició en 2015 la experiencia “El cubo sensorial”: mención de honor.

– Escuela 4-058 “Presbítero Domingo Hipólito Núñez”, de Chapanay, San Martín, que inició en 2016 la experiencia “Cerrando puentes”: mención de honor.

– Escuela 4-084 Libertador Simón Bolívar, de San Martín, que inició en 2012 la experiencia “Educación en movimiento: juntos por nuestra comunidad”: mención de honor.

– Escuela 4-170 Aguas del Diamante, de Cuadro Nacional, San Rafael, que inició en 2015 la experiencia “Huerta orgánica para celíacos”: mención de honor.

– Escuela 4-239 El Sosneado, de El Sosneado, San Rafael, que inició en 2017 la experiencia “Ecobrigadas”: mención de honor.

– Escuela 4-241 S/N, de San Rafael, que inició en 2016 la experiencia: “Nutriendo con amor” mención de honor.

“Es una experiencia sumamente rica, ya que nos ha brindado la oportunidad de mostrar y compartir el trabajo que se viene haciendo desde el año pasado. Además, hemos aprendido de las distintas provincias experiencias enriquecedoras y positivas, lo cual alimenta nuestro entusiasmo, ya que es la primera vez que participamos”, dijo Rosana Ruiz, directora del Jardín 0- 156, de Rivadavia. Se trata del primer jardín de Mendoza en ser premiado, en esta ocasión con una mención de honor. Además, es uno de los dos jardines a nivel nacional, junto con otro de la provincia de Santa Fe, en resultar dentro de las 111 instituciones finalistas del Premio Presidencial Escuelas Solidarias” 2017.

Además, la Escuela 1-459 Guaymaré, de Guaymallén, es el segundo establecimiento de Nivel Primario de la provincia en ser reconocido con una premiación, luego de que, en 2016, la Escuela 1-102 Entre Ríos, de General Alvear, obtuvo un histórico primer lugar.

“Este Encuentro de Educación Solidaria nos ha permitido aprender del otro, mostrarnos, hacer visible lo que hacemos, al generar lazos entre distintas escuelas y darnos cuenta de que existen muchas razones para hacer un proyecto de aprendizaje-servicio solidarios. Los alumnos se constituyen en protagonistas, de forma creativa e ingeniosas, del desarrollo de cada iniciativa”, manifestó Silvia Manno, regente de la Escuela 4-206 Mapu Mahuida, de Malargüe.

www.ciudadanosur.com.ar