“Vivir en el campo es una odisea por los altos costos que tenemos que afrontar. Todos los años perdemos productores”, fueron las fuertes palabras del titular de la Sociedad Rural de San Rafael, Marcelo Serrano.

El dirigente anunció que, debido a la crítica situación del sector, le han pedido al Gobierno de la provincia tres puntos básicos para hacerle frente a los meses que se avecinan.

“Queremos sostenimiento de empleo para todos los productores, subsidio a las tarifas de gas y luz y subsidio al gasoil”, señaló, y sin pausa añadió que “de lo contrario, no podremos seguir con la finca”.

Expresó luego que “la ciruela en fresco la cobramos en cinco cuotas a un valor de $2,50 el kilo, en tanto que el durazno tuvo un valor de $3 el kilo y recién lo vamos a terminar de cobrar en noviembre. Queda claro que con esos valores no se puede mantener ninguna finca”.

Sin anestesia habló de los industriales: “Algunos merecen mi respeto, pero otros no, porque, aunque el dólar aumentó, nosotros seguimos cobrando como cuando estaba a 18 pesos”.

Párrafo aparte merece el garrotazo para los dirigentes de la Cámara de Comercio de nuestro departamento en relación a la ley de financiamiento para el combate de la polilla de la vid, normativa que obliga a los productores a pagar 1500 pesos por hectárea para la campaña.

“Hemos recibido la mala noticia de que los difusores llegarán solamente a algunos sectores. Ahora yo les digo a los productores que vayan y le reclamen a la Cámara de Comercio, porque fueron ellos quienes estuvieron de acuerdo con esta ley. Nosotros, como Sociedad Rural, siempre estuvimos en contra”, exclamó con energía.