Jorge Ruiz, quien a fines de los 90 dejó su cargo como intendente de General Alvear luego de ser descubierto cobrando coima, fue protagonista de un nuevo escándalo.

En esta oportunidad, su nombre cobró notoriedad por manejar totalmente alcoholizado y por amenazar a los uniformados que lo multaron.

El radical, que fue suspendido de por vida para ocupar cargos públicos, fue parado en un control de la esquina de Libertador Sur y José Ingenieros.

Los efectivos procedieron a realizarle un test de alcoholemia que dio positivo. De acuerdo a información extraoficial el resultado fue de 2,27 gramos de alcohol en sangre.

Lejos de aceptar el error, el hombre se bajó de su camioneta VW Saveiro e increpó a los policías. Les dijo que era un ex intendente y que tenía muchos contactos. Incluso se negó a firmar el acta de infracción.

A fines de los 90, Ruiz llegó a la tapa de todos los diarios cuando fue filmado cobrando una coima de un gremio que se quería quedar con la construcción de un barrio.