Diciembre se acerca y las evaluaciones en River empiezan a acelerar el pulso de los hinchas. Por más que aún falten disputar dos encuentros por la Superliga y una final de Copa Argentina, nada menos, los hinchas están expectantes sobre las reflexiones que hará Marcelo Gallardo acerca de su continuidad como entrenador del equipo Millonario. Mientras tanto, el mercado ya empieza a jugar. Es que asoma el momento en que los representantes aparecen en escena y las ofertas se mueven de un lado a otro. En este caso, es lo que necesita River. Con otro balance que dio pérdida, el club de Núñez tiene la clara intención de vender. Y el primer jugador que emigrará es Exequiel Palacios​, que se va a jugar a la Bundesliga de Alemania.

Emisarios del Bayer Leverkusen llegaron a la Argentina para llevárselo. Y las versiones que circularon desde los pasillos del Monumental aseveran que pagará un precio superior al que está indicado en la cláusula de rescisión, que es de 15 millones de euros (16,5 millones de dólares). El club alemán abonará un poco más de 24 millones de dólares por la ficha del mediocampista que brilló en el equipo de Marcelo Gallardo en los últimos dos años y fue campeón de América en 2018. De ese monto, a River le quedarán 18 millones, ya que posee el 75 por ciento del pase (el restante se divide en un 10% para el jugador y un 15% para los representantes del futbolista). Y, además, un 10% de una eventual futura venta. Estos datos fueron confirmados a Clarín por un alto dirigente de la institución de Núñez.

El pago del club alemán será en efectivo y así la institución de Núñez, si bien vende a una de sus joyas, recibe un buen monto para darle aire a su tesorería. “Con esa venta equilibramos los números”, le aseguraron a Clarín desde Udaondo y Figueroa Alcorta, donde por segundo año consecutivo el balance económico dio negativo.

De esta manera, el tucumano jugará su último partido con la banda roja el 13 de diciembre en Mendoza la final de la Copa Argentina ante Central Córdoba de Santiago del Estero, un poco más de cuatro años de su debut en el Monumental en un encuentro ante Newell’s por la última fecha del torneo local de 2015.

Con apenas 21 años, al mediocampista nacido en Famaillá le surge la oportunidad de cumplir su deseo de jugar en el fútbol europeo. Hace unos meses, cuando recibió una oferta para ir a la MLS, había sido tajante con su representante. “De River me voy solo para ir a Europa”, afirmó el futbolista en la intimidad. Y según le dijeron a Clarín desde el entorno del jugador, aceptó no salir por la cláusula de rescisión por el cariño que le tiene al club. Sus representantes negociaron en bloque con los dirigentes para lograr una oferta superior, hasta que la obtuvieron.

Este acuerdo entre River, el jugador y los empresarios que lo representan se había fijado luego de que el Real Madrid pusiera su atención en él. Entonces, desde Núñez intentaron -en vano- subirle la cláusula de rescisión. Palacios y su representante se habían negado a esa posibilidad, dado que consideraban que podía cortarle chances para el futuro, ya que además no cuenta con pasaporte comunitario. Pero acordaron de palabra que no se iría por la cláusula. La lesión que sufrió en febrero ante Racing abortó su partida a la Casa Blanca: una fractura en el peroné derecho tras un golpe de Darío Cvitanich lo alejó durante dos meses de las canchas. También, el cambio de entrenador (Zinedine Zidane no lo pidió) hizo retroceder la operación. Pero siguió siendo el jugador más codiciado del plantel.

Bayer Leverkusen, el club que finalmente adquirirá a Palacios, es el mismo que se llevó a Lucas Alario hace más de dos años sobre el cierre del libro de pases. En aquel momento, ante la importante pérdida que sufriría el plantel, River se plantó y le declaró una guerra legal al jugador, a su representante y al club alemán, al que intimó a desistir de la ruptura anticipada del contrato vigente del delantero. Además advirtió que recurriría a la FIFA con los artículos 16 y 17 del Reglamento sobre el Estatuto y Transferencias de jugadores. Alario decidió irse finalmente y River recibió los casi 11 millones de euros que le correspondían por tener el 60 por ciento del pase (el otro 40% era de Colón) de una cláusula fijada en 18 millones de euros limpios. Desde Núñez la bronca continuó y se demoró en enviarle el trasnfer internacional al Leverkusen. El club alemán recurrió entonces a la FIFA, la máxima entidad de fútbol mundial lo habilitó para jugar y River terminó enviando a regañadientes la habilitación.

Ahora, el Leverkusen vino por Palacios. La semana próxima, incluso, según pudo averiguar Clarín, enviarán médicos para hacerle la revisión. La falta de pasaporte comunitario del tucumano no será un problema, ya que le harán un lugar como extracomunitario. River recibirá, con esta transferencia, un salvataje financiero de un club con el que estuvo en litigio. Aquello, ante la necesidad, ya quedó atrás. Todo pasa…

Otro jugador en vidriera y la posibilidad de repatriar a un ex

Exequiel Palacios no sería el único futbolista que emigraría en el próximo mercado de pases. También Lucas Martínez Quarta ​parece tener destino de fútbol europeo. Por el marcador central ya hubo sondeos del Milan de Italia y del Rennes de Francia. Posee contrato con River hasta junio de 2021 y su cláusula de rescisión es de 22 millones de euros.

En tanto, volvió a sonar la posibilidad de repatriar a Matías Kranevitter. El volante central de 26 años, surgido en River, está en el Zenit de Rusia (desembocó allí luego de pasar por Atlético de Madrid, club que le compró su pase a la institución de Núñez y por Sevilla) pero estaría dispuesto a negociar para regresar y vestir la banda roja de nuevo.

«Cuando me toque volver será a River», afirmó Kranevitter en diálogo con DirecTV Sports. Y agregó: «Gallardo me dio mucha confianza. Es el entrenador que más frutos sacó de mi rendimiento. Me ayudó muchísimo desde el momento en que llegó a River hasta que me fui. Y esa confianza era fundamental porque a veces te toca jugar bien un fin de semana y al otro no, eso es importante».

 

Fuente: www.clarín.com