El intendente de San Rafael cargó con dureza contra el Gobierno Nacional al decir que “estamos atravesando una situación social muy grave, que afecta principalmente a los sectores más desprotegidos y a la clase media, con pérdida del poder adquisitivo, rebajas en las asignaciones familiares, aumentos de todo tipo, tarifazos y despidos”.

Emir Félix dijo luego que “en estos momentos  en que el país se está frenando la obra pública y caen los índices de la construcción y el empleo, nosotros continuamos trabajando”, anexando que  “obvio que tenemos problemas ya que, por ejemplo, aumentó el precio del asfalto (48 por ciento), el cemento (más de 200 pesos la bolsa) y los combustibles (cerca del 40 por ciento), pero para este municipio es fundamental y prioritario seguir atendiendo la demanda social de las familias y las necesidades de obras que tienen los vecinos”. 

El jefe comunal afirmó que es muy difícil la situación económica donde “vemos que hay muchas empresas que están despidiendo empleados y los servicios están por las nubes”.

“Por suerte, a pesar de que la inflación está por las nubes, nosotros podemos mantener el plan de obras. Estamos avanzando a paso firme, tanto en ciudad como en distritos”, remató el peronista.