Aunque reconocen que la agricultura sigue siendo uno de los pilares económicos de la provincia, desde el Ejecutivo no dudaron en afirmar que “la extracción de petróleo no convencional es estratégico para el desarrollo de Mendoza”.

El subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú, recibió a la prensa en el yacimiento Cerro Pencal, ubicado en el Puesto Rojas de Malargüe y con firmeza lanzó que “hoy no hay sector económico que  nos ofrezca un horizonte de empleo y crecimiento tan importante como este tipo de proyectos”.

Las palabras del funcionario no hacen otra cosa que demostrar que el Gobierno de Cornejo apostará fuerte a dicha actividad.

“El sector petrolero tiene una importancia enorme. Venimos trabajando desde casi 100 años de manera convencional, pero esos lugares son cada vez más difíciles de explotar, por eso es que apostamos por la extracción no convencional. El petróleo se va agotando y en 10 años estaremos en problema si no trabajamos fuertemente”, puntualizó el subsecretario.

Luego agregó: “La realidad es que vamos a seguir ampliando los sectores productivos de la provincia, porque si no lo hacemos el petróleo dejará de ser lo que hoy significa. Tenemos que tener en cuenta que el 25 por ciento del producto bruto geográfico depende directamente del petróleo”.

Respecto del tema ambiental, Guiñazú insistió en que “toda actividad humana tiene impacto ambiental, pero acá no hay nada de lo que se dice, ni terremotos ni contaminación del agua. Nosotros estamos controlando.

“Tenemos oasis bien definidos, donde la agricultura es la principal actividad, pero otros lugares no fueron bendecidos con eso y tenemos que darle la chance de crecer con otro tipo de actividades. Es momento de equilibrar el territorio y darle la posibilidad de desarrollo a todos los sectores de Mendoza”, completó.