El ex ministro hizo entregar miles de millones de pesos a los dueños de los colectivos sin controles.

Colectivos que cobraron gas oil de más como para hacer 387 viajes desde Buenos Aires a Moscú, empresas que recibieron los subsidios pese a estar cerradas durante 19 meses y combustible subsidiado que se vendía al público son algunas de las irregularidades por las que el ex ministro de Planificación K Julio De Vido fue procesado ayer por el juez Claudio Bonadio.

En una resolución de 141 páginas, el magistrado consideró a De Vido, quien está amparado en sus fueros para evitar ser detenido a los 67 años de edad, como principal responsable de un fraude al Estado de más de 609 millones de pesos cometido entre el 2003 y el 2014. En base a la acusación del fiscal federal Carlos Stornelli, el juez también trabó un embargo de 1000 millones de pesos. Bonadio también procesó a los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime -preso desde el año pasado en otras causas- y Juan Pablo Schiavi y a los ex titulares de la Comisión Nacional de Regulación de Transportes (CNRT) Alejandro Ramos (actual diputado nacional kirchnerista por Santa Fe), Roque Guillermo Lapadula, Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro.

En la maniobra, según la resolución, se incurrió en los delitos de “defraudación contra la administración pública” y “administración fraudulenta”. Esto complica la situación judicial de De Vido, quien ya fue enviado a juicio oral por la tragedia del tren de Once, está procesado en la causa por el direccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez y en la causa por la compra de trenes chatarras a España y Portugal. Además, el juez federal Luis Rodríguez rechazó un pedido de detención y declaración indagatoria en la investigación por el desvío de fondos públicos destinados a reconvertir Yacimentos Carboníferos Río Turbio, aunque en dos meses seguramente lo llamará a indagatoria.

“Esinnegable que el entonces ministro pudo detener la entrega ilegal de subsidios en cualquier momento de esos casi diez años que duró la actividad ilegal bajo su mandato,ya que era él la autoridad superior que debía velar por esos bienes”, escribió Bonadío.

Mientras tanto, Bonadio citó la semana pasada a declaración indagatoria a 251 empresarios del transporte público automotor que fueron beneficiados por estas maniobras. La nueva ronda de declaraciones indagatorias comenzará el 22 de agosto próximo, día para el que fueron citados a declarar todos los imputados de la familia Cirigliano: Mario, Sergio, Nicolás, Antonio, Vicente y José. En la causa no se probó aún que se hayan pagado coimas, pero el juez recordó, por ejemplo, que Jaime ya está procesado por haber recibido dádivas de parte de Cirigliano.

Fuente: Clarín

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail