La aplicación del nuevo sistema penal de la provincia permitió sortear al juez de una causa por robo y en menos de tres días el delincuente recibió condena.

La semana pasada, malvivientes quisieron entrar a robar a la distribuidora Disol, ubicada en Tirasso y Gutemberg, pero gracias al rápido accionar del sereno que llamó al 911 se logró frustrar la acción.

Cuando los efectivos llegaron al lugar observaron como tres individuos escapaban por la playa de estacionamiento. Antes habían realizado un boquete en una de las paredes por el que habían intentado entrar.

Los efectivos salieron en persecución de los sujetos y lograron atrapar a uno de ellos en las inmediaciones. En su poder tenía una amoladora industrial, una pinza para cortar candados, sogas, llaves y una consola para cortar sistemas de alarma.

El ladrón, identificado como José Eciolaza, de 44 años y oriundo de Córdoba, fue enjuiciado a los tres días del robo.

Con la modalidad de juicio abreviado, el juez penal colegiado Gabriel Ravagnani lo condenó a 2 años y seis meses en suspenso por robo agravado en grado de tentativa.

Desde la Justicia informaron que luego de la condena, el individuo quedó a disposición de la Justicia de Córdoba ya que tiene que afrontar cargos en aquella provincia.