A siete años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario, el gobierno provincial expresó su total apoyo a la normativa vigente y aseguran que día a día profundizan el compromiso con el tema.

La coordinadora del Área de Diversidad del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Fernanda Urquiza, manifestó que desde que “se sancionó la ley se abrió una puerta muy importante y primordial en los derechos. Fue un antes y un después”.

La funcionaria dijo que desde el gobierno se avanza a pasos agigantados en materia de derechos generando políticas públicas que propicien contención y reconocimiento.  

Urquiza reconoció que todavía queda mucho por hacer pero que en la actualidad se realizan diversas cosas en torno al tema, por ejemplo, acompañamiento de las parejas que quieren unirse en matrimonio. En tal sentido se brinda asesoramiento, contención y toda la información que necesiten respecto de derechos.

Respecto de Fernanda, tiene una historia de vida cargada de lucha y militancia social y también política. Se trata de una chica trans oriunda del distrito La Dormida de Santa Rosa, que desde muy jovencita estuvo ligada a la UCR por un lado y a la defensa de los derechos de la comunidad LGTB (lesbianas, gay, travestis y bisexuales) por otro. Supo trabajar en la municipalidad de Rivadavia, con el también radical Ricardo Manzur, hasta que Alfredo Cornejo quiso tenerla en la Casa de Gobierno, desde donde coordina las políticas de diversidad del Ministerio de Salud.

Desde que se aprobó la ley, en el año 2010, se han celebrado 15 mil matrimonios igualitarios en todo el país, mientras que en la provincia de Mendoza la cifra es de 210.  

Silvio Barroso

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail