Los peronistas mendocinos se pronunciaron, por medio de un documento, en contra de la idea del gobernador Alfredo Cornejo de llevar de siete a nueve miembros los integrantes de la Corte Suprema de Justicia de Mendoza.

Tras la reunión del Consejo Provincial Partidario, se determinó que no se acompañará la medida impulsada por el Ejecutivo, y que los legisladores del espacio votarán negativamente el proyecto, en caso de que llegue a la legislatura para su tratamiento.

Argumentan que se debe respetar la “efectiva división de poderes para el mejor desarrollo de las instituciones de la provincia”.

En vez de concentrarse en lograr políticas públicas de crecimiento, se busca un aumento del número de integrantes de la Corte, que traslada la suma del Poder Público de los tres poderes del Estado Provincial a manos de un solo partido”, enfatiza la misiva.

El argumento de que si aumentan las causas, deben aumentarse los miembros de la Corte es absurdo, dado que llevaría a conformar un órgano multitudinario e infinito”, se indica, en claro rechazo al argumento de Cornejo.

La resolución del PJ señala que “desde la vuelta de la democracia, la Corte mendocina no fue modificada en su cantidad de miembros “siendo la estabilidad un valor institucional respetado por todas fuerzas políticas. En todo caso debería modificarse la estructura y funcionamiento de los tribunales inferiores, que están en contacto con el ciudadano afectado, para que las causas sean resueltas en tiempo y forma”.