Era ese partido con el que sueña todo futbolista de un equipo que no acostumbra codearse con los grandes y que la Copa Argentina propicia. Ese que puede funcionar como la gran vidriera. Así lo habrá soñado Matías Quinteros. Pero el arquero de Alvarado cometió un grosero error en un duelo ante Boca que de entrada resultó muy difícil para él.

Se jugaban 28 minutos del primer tiempo y el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto ya se imponía 2 a 0 gracias a los goles de Lisandro Magallán y Ramón Darío Ábila. Pérez recibió un pase corto de Emmanuel Mas, se acomodó y probó al arco desde 30 metros. El balón parecía sencillo para el arquero, que se recostó sobre su palo derecho para controlarlo, pero se le escabulló por debajo del cuerpo.

Si bien el guardavalla de 29 años, con pasado en Mitre de Santiago del Estero, Unión de Mar del Plata, Sportivo Rivadavia y Deportivo Petapa de Guatemala, no tuvo responsabilidad en los otros tantos de Boca y se lució con algunas buenas intervenciones, la falla en el primer gol de Pérez será difícil de soslayar.

 

Fuente:www.clarín.com