A poco de que comience el encuentro que tendrá como protagonistas a presidentes y cancilleres de América del Sur, la titular del Emetur enumera los requisitos con los que cuenta Mendoza para ser sede de eventos internacionales y las ventajas de ser anfitriones.

Mendoza y sus ciudadanos están listos para darles la bienvenida no solo a los miles de turistas que por estos días disfrutan aquí de sus vacaciones de invierno, sino también a los mandatarios sudamericanos que participarán de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur y Estados Asociados, que se realizará entre el 17 y el 21 de julio.

El Mercado Común del Sur (Mercosur) tiene como objetivo principal propiciar un espacio común que genere oportunidades comerciales y de inversiones a través de la integración competitiva de las economías nacionales al mercado internacional. Pero además, en línea con pilares fundamentales como los principios de Democracia y de Desarrollo Económico, promueve acuerdos en materia migratoria, laboral, cultural y social, entre otros.

La elección de Mendoza como sede

De las provincias del interior del país, Mendoza es la que tiene mayor cantidad de plazas en hoteles 5 estrellas. Posee además una infraestructura para reuniones de excelente nivel, y cuenta con todos los servicios que son necesarios para la organización de un evento de cualquier naturaleza. Y no se puede dejar de mencionar al recurso humano, altamente capacitado; profesionales y técnicos mendocinos con años de experiencia -los 81 años de nuestra Fiesta Nacional de la Vendimia son un gran ejemplo- pueden cumplir con las más altas exigencias.

La elección de Mendoza como sede de esta Cumbre tuvo que ver con los aspectos mencionados. Pero en instancias previas se verificaron además condiciones de seguridad, y los requisitos en este punto también se cumplían.

Serán entre 2500 y 3000 personas las involucradas en la Cumbre del Mercosur. Presidentes y cancilleres, sus representantes, delegaciones y equipos técnicos. Personal de la Cancillería argentina, protocolo de Presidencia y de otras dependencias del gobierno nacional, fuerzas de seguridad, prensa y proveedores de insumos especiales.

“La Cumbre tiene un gasto aproximado de 16 millones de pesos, que lo asume en un 75% el Gobierno Nacional, que es el organizador, y nosotros como provincia anfitriona colaboramos con el 25% de ese gasto, que son 5 millones”, explica Gabriela Testa. Y continúa: “Para Mendoza es una inversión. Por los elementos que quedarán para utilizar en el futuro, como los tecnológicos, pero además, porque la proyección de la imagen de la provincia es incalculable. Estos eventos son potenciadores de la marca Mendoza. Y esto sirve para el turismo pero también para captar inversiones, dos objetivos del gobernador Alfredo Cornejo que colaboran en generar empleo privado”.

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail