Aunque los británicos no son famosos por su gran sentido del humor, las compañías de teatro que se dedican a la comedia han hecho reír al mundo entero. Los Monty Python con sus largometrajes La vida de Brian y El sentido de la vida son un ejemplo. Pero esta vez el que despertó carcajadas fue el galés Gareth Bale, figura del Real Madrid.

El delantero zurdo participó del programa Training Days del comediante inglés Jack Whitehall y se hizo pasar por un muñeco de cera para asustar a la gente.

El actor y el futbolista ingresaron en el Museo de cera de Madrid de Madame Tussauds, y justo al lado del Cristiano Ronaldo de cera, Bale se paró -maquillado- y se quedó quieto esperando a los visitantes.

Bale tenía un audífono y el conductor del programa le daba órdenes desde otro sector del museo. El jugador del Real Madrid se encargó de asustar a las personas que recorrían el lugar y que se asombraban con el parecido del supuesto Bale de cera con el real. Una buena paradoja. En ese momento, Bale cobraba vida y los hacía saltar del susto. Después, se prestaba para la foto y los autógrafos de rigor.

 

 

Fuente: www.clarin.com