No somos los más grandes, tampoco los mejores. En realidad no pretendemos serlo, ya que todos lo que integramos este equipo sabemos perfectamente que el periodista no es el protagonista.

Lo importante es la historia y aquellos que de una u otra forma fueron parte de ella. Nosotros simplemente intentamos estar ahí para contarte lo que veíamos.

Ni más ni menos que eso, ser el puente con el lector tratando de reflejar lo más fiel posible lo que estaba ocurriendo.

Quizás, por eso que se llama subjetividad, no todos interpretaron de la misma forma cada nota. En consecuencia en varias oportunidades nos llamaron Cornejistas, periodistas K, Macristas y hasta pasquín de Félix.

Como nada ni nadie nos condiciona, leer esos comentarios nunca nos inquietó, porque la realidad indica claramente que el que nos ponía un rótulo porque no le gustaba un artículo, era en realidad un sujeto impregnado de un color político. En definitiva, no está mal serlo, porque sería una obviedad decir que cada lector tiene su corazón.

Lo importante es poder convivir.

Nunca escribimos que éramos el único medio en el lugar, ni tampoco sacamos a relucir la clásica “exclusiva”. A veces estuvimos en soledad dándole cobertura a un tema, en otras ocasiones había un par de medios más, y en otras estaban todos. Independientemente de la importancia de la historia, siempre un equipo nuestro estuvo ahí.

La política, lo policial, lo judicial, lo social, la cultura, la tecnología y todas aquellas cosas de interés general tuvieron un título aquí.

Cada uno de nosotros aportó lo suyo y la gente también, porque en definitiva, sin las tristezas, alegrías, penurias y logros de la ciudadanía no existirían las historias.

Agustín Ojeda, Juan Manuel Martínez, Silvio Barroso, Joaquín Paulina, Kily Cortéz y Diego Peña hacemos El Ciudadano Sur y te decimos gracias por acompañarnos.