La fuerte suba del boleto de colectivo impactó duramente en el bolsillo de los trabajadores, considerando que de un día para el otro sufrió un incremento cercano al 50 por ciento.

Desde esta semana no es sencillo para nadie utilizar el trasporte público de pasajeros, teniendo en cuenta que el boleto más económico, correspondiente a la etapa 1, hoy tiene un costo de 18 pesos. Esto significa que ir hasta el centro desde un barrio cercano cuesta 36 pesos. Ese es el monto que necesita por día cualquier persona para ir a trabajar, siempre y cuando se trate de un empleo con horario de corrido.

Está claro que aquellos que hacen el horario de trabajo partido (mañana-tarde) la tienen más difícil, tal como ocurre con los empleados de comercio.

La siesta es una tradición para muchos, sin embargo, es un fuerte garrotazo para los que tienen que viajar dos veces por día hasta el microcentro.

La realidad de muchos trabajadores del sector mercantil no es sencilla, dado que aquellos que usan el colectivo tendrán un costo cercano a los 1800 mensuales. Evidentemente, se trata de todo un número dentro del salario.