El gobierno provincial anunció que a partir del mes que viene se va a tercerizar el sistema de cobro a las obras sociales respecto de los pacientes que se hagan atender en los hospitales públicos.

Los centros asistenciales estatales no solamente reciben en consultorio externo, guardia o internación a personas sin cobertura social, sino que también a mutualizados. Incluso, en hospitales regionales como el Schestakow, es elevado el número de personas que tienen obra social que se atienden, considerando que el ciudadano termina priorizando la tecnología, y evidentemente  el nosocomio público local está por encima de las clínicas privadas del departamento en cuanto a complejidad.

Es por eso que el gobierno quiere aceitar los mecanismos de cobro a los pacientes con obra social que se hacen atender en el sector público. Fue el propio Alfredo Cornejo quien aseveró que “a partir de agosto se va a tercerizar el sistema”.

El primer mandatario recordó que “el hospital público y los centros de salud están destinados, en teoría, para las personas que no tienen obra social, pero en la práctica la gente que tiene obra social también se atiende en el sistema público, que no siempre está preparado para cobrarle esos servicios”.

Desde el Ejecutivo están confiados en que al tercerizar la cobranza, las obras sociales se pondrán al día con las deudas. “Dinero que será utilizado en nuevo equipamiento para todos los hospitales públicos de la provincia”, aseguraron.

Silvio Barroso