Varios menores llamaron a sus padres o dejaron mensajes en las redes antes de morir por el fuego.

Rusia aún no sale del espanto tras el incendio que se registró en un centro comercial de Kemerovo, en Siberia, y por el cual murieron al menos 64 personas. Es que durante el siniestro, que tuvo lugar en el primer fin de semana del receso escolar, fallecieron 41 menores de edad.

De acuerdo con lo publicada por el diario The Washington Post, que cita al el canal de televisión Rossiya-24, una clase completa de niños murió por el fuego y varios de ellos protagonizaron escenas de desgarradoras al tener la oportunidad de llamar a sus padres o familiares antes de desmayarse por el humo y las llamas.

ncluso, algunos chicos utilizaron las redes sociales para denunciar lo que estaba ocurriendo. “Estamos ardiendo, quizás esto es un adiós”, dijo una niña de 13 años llamada María en sus cuentas. La suya fue una de las 30 despedidas publicadas por niños que fueron a pasar un buen rato y no volvieron a casa.

“En la lista de los muertos figuran los apellidos de 41 niños”, declaró a una fuente de los servicios de emergencia de la región de Kemerovo, una ciudad a unos 3000 kilómetros al este de Moscú .

Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin , viajó hoy al lugar del siniestro e hizo una ofrenda floral en el lugar del siniestro, además de visitar a los heridos. Asimismo, en una reunión con autoridades locales y nacionales, el jefe del Kremlin denunció “una negligencia criminal”.

Las normas de seguridad, en la mira
Investigadores y testigos aseguran que las salidas de emergencia estaban cerradas con llave, que no había alarmas para advertir a los clientes del centro comercial al comienzo del incendio y que el personal del lugar estaba desaparecido.

El fuego en Winter Cherry, el centro comercial de cuatro plantas de Kemerovo, se extinguió ayer por la mañana tras haberse mantenido activo toda la noche. Los bomberos seguían recuperando cadáveres mientras partes del edificio todavía humeaban. Algunas de las víctimas mortales estaban en el interior de un cine.

Las autoridades confirmaron el deceso de 64 personas luego de que los bomberos terminaran de revisar las cuatro plantas del edificio, dijo el ministro ruso de Emergencias, Vladimir Puchkov, en una conferencia de prensa televisada.

Además, se cree que unos 200 animales fallecieron en el pequeño zoo del edificio. Su director dijo a la agencia de noticias Tass que entre los animales había conejos, tortugas, cerdos, cabras y roedores.

Cuatro personas fueron detenidas para ser interrogadas, entre ellas uno de los inquilinos del centro comercial, explicó el Comité Investigador, que no reveló de inmediato la causa del incendio que se originó en la planta superior del inmueble el domingo por la tarde. Los investigadores abrieron una pesquisa por posible negligencia y violaciones de las de las normas de seguridad antiincendios.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar