Entraron a plena luz del día con la tranquilidad de dos devotos fieles y se llevaron dos históricas coronas pertenecientes a reyes suecos del siglo XVII y con un elevado valor de la catedral de Strängnäs (sur del Suecia). No huyeron quemando caucho ni a los tiros, sino en lancha.

La policía sueca explicó que busca a dos sospechosos, después de que las cámaras de seguridad registraran a dos personas saliendo a mediodía de la iglesia y saltando a una lancha de alta velocidad atracada en el lago adyacente de Mälaren.

“Estamos buscando en todas direcciones”, aseguró el portavoz de la Policía de Estocolmo, Thomas Agnevik.

Piezas históricas

Las dos coronas forman parte del atuendo funerario del rey Carlos IX -muerto en 1611- y su mujer, la reina Cristina, que falleció 14 años más tarde, y se encontraban en un expositor en la catedral con sistema de seguridad y alarma antirrobo.

Las dos coronas son de oro, aunque la de él es de mayor tamaño y cuenta con adornos en plata, además de joyas y perlas.

En 2013 tuvo lugar otro robo de similares características en Suecia, cuando fueron sustraídas de Västeras una corona y un centro del atuendo funerario del rey Johan III.

Estos dos objetos fueron encontrados días después en unas bolsas de basura al borde de una autopista tras un chivatazo a la policía.

 

Fuente:www.clarín.com