El hecho se produjo cuando el grupo familiar dejó su vivienda vacía para ir a la provincia cuyana a buscar a Valentina Arias, una de las 15 víctimas. En diálogo con Infobae, su padrastro, Jorge Zapata, rogó que les devuelvan una computadora que contenía todas las fotos y videos de la joven bailarina

La tragedia dejó a la familia devastada durante el fin de semana… y la inseguridad se encargó de convertir el dolor en un pozo aún más profundo. El padrastro de Valentina Arias, una de las 15 personas fallecidas en el vuelco del micro en San Rafael, Mendoza, denunció que el domingo a la noche, cuando él y su mujer habían viajado a Mendoza, sufrieron un robo en su casa y les sustrajeron una computadora portátil donde guardaban la mayoría de fotos de la adolescente bailarina.

“Gente, en la noche del sábado murió mi nena en el accidente de Mendoza, aprovechando que esa noche no había nadie en nuestra casa se metieron y la desvalijaron, entre las cosas que se llevaron había una computadora marca Apple, es una MacBook Pro de 13 Pulgadas. En esa computadora tenía TODAS LAS FOTOS DE NUESTRA PRINCESA”, publicó Zapata en un portal especializado en compra y venta de autos y motos de segunda mano.

“Solo quiero esa computadora, pago lo que me pidan, no voy a denunciar a nadie. POR FAVOR NECESITO ESA COMPUTADORA”, agregó.

La historia comenzó el domingo por la tarde, cuando la familia Arias se enteró del accidente por parte de otra madre.

“Estábamos en casa con Gladys, la madre de Valen, cuando nos llamó la mamá de Marian Aragón (NdR: otra de las víctimas fatales del accidente) para contarnos que había ocurrido un accidente en Mendoza”, describió Zapata a Infobae.

“Así, nos fuimos de inmediato a Aeroparque. Y ahí decidimos que viajaran Gladys, Roque, el padre de Valentina, y Susana mi suegra. Mientras tanto, yo me quedaría en casa de mis suegros con Miguel, que tenía una debilidad especial con su nieta Valentina”, agregó el padrastro de la niña.

Así, la familia llegó a Mendoza por la noche y se tomó un remise hacia San Rafael para conocer el estado de salud de la joven de 15 años.

“Cuando llegamos, nos dijeron que Valentina estaba internada, pero no nos decían dónde. No nos daban ninguna información”, relató Roque Arias, el padre de la joven, al canal TN.

“Hasta que llegamos al hospital Schetakow. Allí, no estaba en ninguna habitación y después tuve que vivir el momento más duro de mi vida: tuve que bajar a la morgue para reconocer el cuerpo de mi hija. Tratamos de llegar lo más rápido posible, pero no pudimos… no pudimos encontrarla con vida”, relató Roque.

Mientras tanto, en Buenos Aires era todo incertidumbre: “Nos relataban versiones encontradas. Primero nos contaban que Valen estaba bien, después que estaba internada. No imaginábamos que el desenlace sería ese”, describió Zapata a Infobae.

“Hasta que el lunes por la mañana, cuando decidí ir a nuestra casa a bañarme, veo que la habían robado. La encontré desvalijada. Entraron por la ventana, rompieron una reja y desvalijaron la casa. Se llevaron todo, inclusive una computadora de Valen y una tablet”, agregó.

De acuerdo con el relato de algunos testigos, el robo en la casa ubicada en las inmediaciones de la Ruta 8 se produjo a las tres de la madrugada del lunes.

Zapata describió que la adolescente tenía siempre problemas de espacio de memoria en su teléfono celular, por lo que todas las semanas descargaba las fotos y videos tomadas con su móvil en esa computadora. “Allí tenía todo lo que vivía. Las salidas con sus amigas, los pasos de danza que practicaba, los eventos a los que iba, las fotos de sus viajes. Toda su vida estaba en esa computadora. Y ahora nosotros no la tenemos, es desesperante”, relató Zapata.

Tanto el padre como el padrastro creen que los ladrones tomaron conocimiento de lo sucedido en la casa de los Arias y actuaron a sabiendas de que nadie estaría dentro en la madrugada del lunes.

“Esta gente no tiene escrúpulos, es lo peor que hay. Seguramente tenían algo planeado. Se llevaron dinero, algunas cosas de electrónica y la computadora que era de Valen. Ahí tenía toda su vida. No puede ser”, afirmó Roque Arias.

La familia Arias hizo la denuncia a la Comisaría de Grand Bourg: “Reaccionaron rápido. Hicieron varios allanamientos en la zona de Los Polvorines y hasta recuperaron algunas cosas. Pero la computadora, que era lo único que realmente nos importaba, nunca apareció”, le dijo Zapata a Infobae.

Se estima que la computadora portátil pudo haber sido vendida en el mercado negro.

“Si alguien compró una Mac usada así en la zona, les pido que nos la devuelvan. Nosotros vamos a pagarles lo mismo que pagaron o más todavía. En esa computadora teníamos todo lo que nos queda de Valen”, rogó Zapata.

En tanto, la publicación tuvo una repercusión inmediata en las redes sociales. En el lapso de 10 horas, en Facebook logró casi 19.000 compartidos y en Twitter fue retuiteado el posteo otras miles de veces.

“Estamos destrozados y esto es otro golpe que ni esperábamos. Ya no la tenemos a Valentina entre nosotros y ahora tampoco podemos ver sus recuerdos, sus momentos más felices. Estamos sin consuelo”, se lamentó Zapata.

La familia aguarda con la ilusión de poder recuperar esas imágenes. Mantiene la esperanza de poder volver a disponer de las fotos de aquel ángel que los abandonó de la manera más inesperada.

Fuente: Infobae

www.ciudadanosur.com.ar

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail