En los últimos tres años se intervinieron más de 170 escuelas de San Rafael, General Alvear y Malargüe. Se hicieron recambios de techo, y arreglos de sanitarios, sistemas cloacales y eléctricos. Se concluyó el jardín María Elena Walsh, muy esperado desde hacía mucho tiempo.

Desde diciembre de 2015 hasta la actualidad, la Subsecretaría de Infraestructura Social Básica realizó reparaciones, ampliaciones y construcciones de edificios nuevos en más de 170 escuelas del Sur provincial, con el firme objetivo de mantener y mejorar el estado de los establecimientos.

En este sentido, en lo que va de la gestión se han invertido casi $95 millones por obras en inmuebles educativos de San Rafael, General Alvear y Malargüe que necesitaban dichas intervenciones, debido al deterioro natural sufrido con el paso del tiempo.

Estos trabajos fueron financiados con fondos compartidos entre la Provincia y la Nación, y beneficiaron más de 68 mil alumnos de todos los niveles educativos de estos departamentos.

Entre las tareas más importantes que se han realizado en la zona Sur figuran los arreglos integrales del albergue Ramón Freire y la culminación del edificio nuevo de la escuela Gendarme Argentino, ambas de Malargüe.

Otra de las grandes obras es la concreción, luego de cinco años de espera, del nuevo edificio del jardín de infantes María Elena Walsh, de San Rafael, que funcionaba en una dependencia del Hospital Teodoro Schestakow. Aquí hubo una inversión oficial que superó los $21 millones.

También se hicieron intervenciones importantes en escuelas como Carlos María de Alvear, Constancio Vigil y 12 de Agosto, de General Alvear y Juan Isidro Zapata, Rodolfo Iselín, Monseñor José Godoy y Pedro Julián Ortíz, todas de San Rafael, entre otras.