Desde hace un tiempo se cambió la modalidad de denuncia relacionada con el precio excesivo del gas envasado. Aquello que se canalizaba por medio del Área de Defensa del Consumidor local dejó de hacerse, y a raíz de un pedido de la Provincia las quejas se centralizaron en la Dirección de Fiscalización y Control, dependiente del Ministerio de Economía.

Para la recepción de denuncias se habilitó una línea telefónica gratuita, que al parecer no ha dado grandes resultados. Es que las quejas formales son apenas un puñado, algo que contrasta con las inquietudes de los usuarios ante los medios de comunicación que constantemente muestran indignación por los elevados precios.

El gobierno provincial aseguró que los controles son abundantes, quizás allí radique la respuesta a la poca cantidad de denuncias, sin embargo, la cruda realidad indica otra cosa. No es poca la cantidad de personas que se resignan a pagar un abultado precio por la garrafa y cansadas de tanto peticionar por todo, terminan no realizando el reclamo. Esa puede ser una hipótesis, o quizás no conocen que hay un número gratuito. También puede ocurrir que era más cómodo hacer el reclamo frente a una persona en la oficina local de Defensa del Consumidor.

Lo concreto es que oficialmente se informó que ingresó al número gratuito 0800 333 3492 una sola denuncia de San Rafael. Muy extraño.

Hasta hace un par de semanas atrás nadie de nuestro departamento había denunciado a la Dirección de Fiscalización y Control de la Provincia que le habían cobrado la garrafa por encima de lo estipulado (135 pesos).

Una sola denuncia de San Rafael por precio excesivo de gas envasado resulta por demás raro, considerando que son cientos los llamados o mensajes a los medios de comunicación relacionados con el tema.

Surgen varias preguntas, entre ellas: ¿La queja es únicamente mediática y la gente no está acostumbrada a realizar denuncias formales?

Aunque también se podría llegar a pensar que el mecanismo del 0800 no es práctico. Demás está decir que no es sencillo enlazar un contacto con este tipo de números.

Cuidado, que pudo ocurrir “un error” al comunicar la cantidad de denuncias provenientes de nuestro departamento. Aunque en este último punto los malos pensamientos afloran. Es mejor entonces olvidar.

Vamos a lo concreto, que es la palabra oficial: desde San Rafael hubo una sola denuncia por precio excesivo de la garrafa.

Silvio Barroso