El Honorable Tribunal Administrativo resolvió posponer la fecha de realización de estas importantes asambleas, para que se efectúen entre el 12 y el 30 de noviembre. De esta manera, no interferirán con el llamado a elecciones de autoridades de cauces en la provincia, previsto para el 4 de noviembre.

Todos los años, en octubre, las Inspecciones de Cauce convocan a sus usuarios para tratar el presupuesto del año entrante: gastos y cálculo de recursos, además de elegir a los miembros que integrarán la Comisión de Vigilancia del ejercicio 2019. Este año, el Honorable Tribunal Administrativo (HTA) dispuso que la fecha será pospuesta y las asambleas deberán realizarse entre el 12 y y 30 de noviembre.
 
¿El motivo? Este año se llevará a cabo la elección de autoridades de cauces en toda la provincia, para el período 2019-2022, el 4 de noviembre. Y, justamente, lo que se busca es que no se superpongan tan importantes actos participativos, además de permitir que los candidatos de Inspecciones de Cauce que han sido electos, aunque no se encuentren designados, tengan la posibilidad de asistir a las reuniones y participar en el presupuesto 2019.
 
Propiciado por la Dirección de Fiscalización, el Honorable Tribunal Administrativo fijó que en el período comprendido entre el 12 y 30 de noviembre, las Inspecciones de Cauce de la Provincia convoquen a celebrar las respectivas asambleas ordinarias de usuarios y las asambleas extraordinarias previstas en la Resolución 147/14 del HTA, con el objeto del tratamiento de los proyectos de presupuestos de gastos y cálculos de recursos y elección de los miembros de la Comisión de Vigilancia para el ejercicio 2019.
 
Las Inspecciones de Cauce cuentan con su propio presupuesto, surgido de una parte de la cuota que pagan los regantes en el canon anual de Irrigación. Ese volumen para la administración de las inspecciones es aprobado en estas asambleas anuales de regantes e Inspectores de Cauce.
 
Son una figura descentralizada del funcionamiento central del Departamento General de Irrigación y tienen entre sus funciones la administración de la red secundaria y terciaria de la red hídrica. Su contralor administrativo lo realiza el HTA de Irrigación. Los inspectores de Cauce son elegidos cada cuatro años, por elecciones abiertas entre todos los regantes pertenecientes a su zona de jurisdicción.
 
Las tareas que habitualmente realiza una Inspección de Cauce son de administración del recurso hídrico, lo que implica obras de riego, limpieza de cauces, mantenimiento y adquisición de bienes de uso, y a ellos se suman otros gastos lógicos de la propia administración de las Inspecciones.
 
Sobre la Comisión de Vigilancia
 
La Comisión de Vigilancia de las acciones que se realizan con el presupuesto las Inspecciones de Cauce están conformadas por no menos de tres regantes, que deben estar al día con su cuota y ser titulares del derecho de riego.
 
Se encargan de controlar los gastos que se realizan durante el año en las Inspecciones de Cauce. En el informe que realizan luego, hacen sus observaciones y consideraciones sobre este aspecto. Este documento es presentado luego ante el Honorable Tribunal Administrativo de Irrigación y posteriormente girado al Tribunal de Cuentas de Mendoza.