El Gobierno provincial informó que ha puesto en marcha un importante operativo de prevención para los festejos de Año Nuevo. Desde el Ministerio de Seguridad indicaron que un alto número de uniformados saldrán a controlar las calles y rutas de toda la provincia.

Se afectará a más de 2.000 efectivos policiales al operativo de prevención que se realizará los próximos 31 de diciembre y 1 de enero. Los agentes vigilarán zonas comerciales, parques y zoológicos y espejos de aguas y realizarán controles viales. También trabajarán en puestos fijos y móviles.

Informaron que pondrán principal atención en los controles de alcoholemia y serán inflexibles en ese sentido.

Entre las medidas adoptadas se reforzarán las zonas comerciales. No serán pocos los policías que se destinarán a recorrer supermercados y también los lugares céntricos de cada uno de los departamentos.

También se pondrá la lupa sobre espacios de recreación, como parques, plazas, zoológico, y los espejos de agua, ríos y cauces de riesgo, donde se hará mayor hincapié en la prevención en lugares prohibidos para esta actividad.

Un dato para destacar son los operativos cerrojos en las rutas nacionales y provinciales, intensificando los controles en las entradas y salidas de la provincia y también en los accesos a todas las ciudades de todo el territorio mendocino.

Otro punto para subrayar son los boliches, teniendo en cuenta que en inmediaciones de todos los locales bailables de Mendoza se pondrán puestos fijos y algunos móviles.

Desde el Gobierno repiten una y otra vez que serán muy rigurosos con los exámenes de alcoholemia. Respecto de los recursos, además del humano que es un número importante, adelantaron que sacarán toda la movilidad a la calle, ya sean autos, camionetas y motos.