En medio de la polémica con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y en un acto que compartió con el flamante presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, Mauricio Macri remarcó que bajo su gestión la Argentina está “fuertemente comprometida en la lucha contra la corrupción y la impunidad” y con una Justicia “sin privilegios”.

La referencia de Macri se dio en el acto de inauguración este martes del J-20, en el Hotel Alvear, donde se agrupan integrantes de las supremas cortes de los países que integran el G-20.

“La Argentina se encuentra fuertemente comprometida con la institucionalidad y combatiendo la corrupción y la impunidad”, resaltó el mandatario, quien consideró que esto “se realiza impulsando leyes para que la Justicia sea la misma para todos, sin privilegios”.

La breve alocución de Macri fue la referencia más cercana al planteo que hizo Carrió respecto a que un sector de Cambiemos impulsa la impunidad de Cristina Kirchner y ex funcionarios involucrados en casos de corrupción.

Ante el resto de los integrantes de la Corte y con algunos jueces federales en el auditorio, enumeró algunas de las iniciativas que en ese sentido impulsó su Gobierno y enfatizo que “la lucha contra la corrupción es un aspecto fundamental” de su gestión.

El encuentro de magistrados se realizará, a puertas cerradas, en el CCK hasta el miércoles. En la agenda aparecen debates sobre derechos y justicia, desarrollo sostenible, fortalecimiento del Estado de derecho, reforma judicial, democracia global y mercados globales, justicia y género, y el rol de la justicia contra el narcotráfico, entre otros.

El cierre y las conclusiones estarán a cargo de Ricardo Lorenzetti, expresidente y actual ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Argentina.

Fuente:www.clarin.com