En el informe se contemplan datos agro-meteorológicos, que abarcan desde el 1 de setiembre de 2017 hasta el 30 de abril de 2018.

Menos hectáreas afectadas por granizo, poca influencia de las corrientes del Niño y la Niña y temperaturas promedios por encima del nivel histórico son parte del trabajo realizado por Martín Cavagnaro, encargado del área de Investigación y Desarrollo de la Dirección de Contingencias Climáticas. La investigación incluye datos estadísticos y comparativos históricos.

Los datos recogidos por agencias nacionales e internacionales apuntan a un tipo de temporada neutra, esto es que no tiene parámetros ni de temporada Niña ni de temporada Niño. Esto, para luego tener una primavera con más parámetros de Niña, con condiciones atmosféricas con menos carga de humedad que en la temporada anterior. Esta situación se mantuvo hasta el fin de marzo de este año.

Las proyecciones hacia mediados del corriente año muestran mayores probabilidades de mantenerse en fase neutra, mientras que hacia la primavera-verano, los modelos muestran una tendencia hacia la fase Niño.

En cuanto a las temperaturas, la media fue levemente superior al promedio de los últimos 10 años. Los meses de diciembre, febrero y abril son los que más se diferenciaron del promedio, mientras que en setiembre, noviembre y marzo el registro estuvo por debajo de la histórica. Se puede destacar un final de temporada con temperaturas inferiores al promedio para marzo y un inusual abril con temperaturas superiores a lo normal.

Siguiendo con el rango de temperaturas, la conclusión es que durante toda la temporada las temperaturas máximas mensuales se ubicaron por encima de los promedios históricos. Y en cuanto a las temperaturas mínimas, estuvieron levemente por debajo del promedio histórico considerado.

Según el informe, en cuanto a precipitaciones, la temporada 2017-2018 tuvo un acumulado promedio provincial de 206,5 mm, inferior al histórico (216,9 mm) y al acumulado de la temporada 2016-2017 (237,9 mm).

Las características de año con fases Neutro y Niña condicionaron las escasas precipitaciones de la temporada, que en general presentaron condiciones de buena sanidad para la producción agrícola. Las precipitaciones han estado dentro del rango del promedio histórico en el oasis Norte, bastante por debajo del promedio en los oasis Este y Centro, mientras que en el oasis Sur registraron precipitaciones superiores al promedio histórico.

Entre los datos más sobresalientes podemos destacar que la fenología de frutales y viñedos se desarrolló dentro de las fechas promedio. La ocurrencia de una helada primaveral, principalmente en el oasis Norte, afectó viñedos, sumado a los daños ocurridos en frutales en el oasis Sur. Los daños por heladas (considerados al 100%) estuvieron dentro del promedio histórico provincial con unas 9.874 ha afectadas. Y también es importante destacar la ocurrencia de una helada muy temprana hacia fines de marzo, encontrándose aún uva en las plantas.

Finalmente, la superficie afectada por granizo fue bastante menor al promedio histórico (21.215 ha) para la provincia, con 4.043 ha afectadas al 100%, concentradas principalmente en el San Rafael, Santa Rosa y Rivadavia.

Para conocer más detalles y poder acceder al informe completo, se puede visitar la página de Contingencias: www.contingencias.mendoza.gov.ar.