Lo aseguró el Secretario de Gestión Hídrica, Fernando Gomensoro. Se buscará implementar distribución de riego acordado y riego a la demanda. También ahorrar consumo de agua subterránea, mejorar en eficiencia y también en productividad.

En un taller de trabajo efectuado en San Rafael, el Secretario de Gestión Hídrica, Fernando Gomensoro, anticipó algunas de las líneas de trabajo que seguirá Irrigación en los próximos meses, en cuanto a la gestión del recurso, específicamente a la manera de entregar el agua de riego a los regantes.

“Hay otras formas de repartir el agua, que es lo que vamos a empezar a difundir e implementar”, aseguró el ingeniero Gomensoro

Irrigación maneja todos sus sistemas con las Inspeciones de Cauce de manera descentralizada, a través de los turnados preestablecidos. Entrega el agua a las Inspecciones a “nivel mayorista” y las Inspecciones de Cauce establecen sus cuadros de turno, indicando a cada usuario cuándo va a recibir su agua y los tiempos asignados que resultan proporcionales a la superficie que cada usuario tiene.

Las nuevas formas a implentar

Una de las nuevas formas que impulsará Irrigación es la que se denomina riego acordado, en la que el cuadro de turno lo arma la Inspección de Cauce, pero a partir de los pedidos que hacen los usuarios, relacionados con las necesidades de sus cultivos y los momentos en los cuales consideran oportuno regar.

“Esto existe en otras provincias de la Argentina, como por ejemplo Córdoba y en otros lugares del mundo donde se hace un sistema de recolección de esos pedidos y el cuadro de turno no hace más que revisar si esa combinación de pedidos son viables desde el punto de vista técnico, por la disponibilidad de agua y las condiciones de la infraestructura”,  indicó Gomensoro.

De esta manera se ahorra mucho consumo de agua subterránea,  se mejora mucho en eficiencia y también en productividad.

Otro de los sistemas de distribución que se impulsará desde el organismo es el riego a la demanda, en donde cada usuario riega cuando quiere y el sistema automáticamente se configura, dentro de ciertas restricciones.

“Es como funciona un sistema de agua potable. Esto en el riego también es posible, sobretodo en el riego presurizado”, afirmó el funcionario.

Desde Irrigación apuntan a la idea de tener sistemas de este tipo en la provincia, donde el riego a la demanda ahorra agua y energía. Además, se llega al tope de la eficiencia del recurso si se implementa riego presurizado.

“Vamos a poner foco en el personal joven para que se capacite y lo pueda difundir y a partir de su implementación en ciertas zonas piloto, se transmita la experiencia hacia otros lugares de la provincia”, sostuvo el ingeniero.

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail