Mariano Rajoy pidió al Senado la aplicación del articulo 155 que dispone la intervención de la región. En Barcelona, el Parlament comenzó el debate para la polémica secesión.

Hoy es la jornada definitoria. Así, ante “un proceso continuado de decisiones antidemocráticas”, donde “se ha pisoteado la ley, el Estado de Derecho y el respeto a las minorías”, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy pidió al Senado, reunido en extraordinaria, su autorización para aplicar el artículo 155 de la Constitución, es decir la intervención de Cataluña.

Esta disposición, definida por un integrante del Tribunal Constitucional como “la bomba atómica”, le permite al jefe del Ejecutivo ejercer amplias potestades para restaurar la legalidad constitucional ante una comunidad autonómica en rebeldía. Por la tarde, después de un debate, se producirá la decisión final por mayoría absoluta, con la que cuenta Rajoy.

«En Cataluña se ha pretendido ignorar las leyes, desconocerlas, derogarlas, incumplirlas, cualquier término vale. Se reconoce y se afirma que es así. Se ha aprobado una nueva legalidad sin competencia alguna para hacerlo», acusó. Explico el reto al que se enfrenta, una situación a la que «un Gobierno no puede asistir impertérrito, como si aquí no hubiera pasado nada», de este modo lapidario: «Estamos ante un desafío de dimensiones inéditas en nuestra historia reciente».

Añadió que la «situación en Cataluña es extremadamente grave». Admitió que la aplicación del artículo 155 de la Constitución es «excepcional» porque la situación en Cataluña también lo es, y con «consecuencias muy graves para muchísimas personas».

Hoy comenzó el debate en el Parlament en Barcelona de una propuesta de independencia y secesión que se inició con protestas de los partidos opositores por la algarada de decenas de invitados de los grupos radicales que gritaban a favor de la ruptura en el Congreso. Afuera, había marchas de jóvenes con la intención de sostener ese quiebre.

Esto se produce despues de que ayer, el presidente catalán Carles Puigdemont rechazó el llamado a elecciones anticipadas con lo que dejó en vía libre la intervención del territorio, la caída del gobierno regional y la eventual convocatoria a comicios que hará esa intervención federal.

Rajoy preciso que Cataluña se ha convertido en, «una comunidad autónoma que no reconoce las leyes, que deroga la legalidad, que no permite a la oposición hacer su trabajo, que hace caso omiso a la resolución de los tribunales y que perjudica gravemente a los ciudadanos».

A continuación planteó las siguientes cuestiones a los senadores: ¿Cuál debería ser la respuesta del Gobierno?» o «¿qué harían los principales países europeos?».

Preciso después que lo único que se puede hacer es” acudir a la Ley para hacer cumplir la Ley y porque hacer caso omiso de la Ley tiene consecuencias».

Por estos motivos, Rajoy insistió en que este procedimiento “se inicia cargado de razones». Recordó que pudieron haber puesto en marcha esta iniciativa cuando se aprobó la Ley del Referéndum y se firmó el decreto de convocatoria, pero no lo hicieron entonces porque creían que aún estaban a tiempo. «No fue así, la comparecencia de Puigdemont el pasado día 10 de octubre fue la gota que colmó el vaso. Aún así se le dio la oportunidad de aclarar si había realizado una Declaración de Independencia. Era necesaria la aclaración y la respuesta no era difícil». ha matizado. Por eso, señaló al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, como “único culpable de lo que está ocurriendo”.

En este sentido, solicitó a los senadores «el cese del presidente, el vicepresidente y de los consejeros y también que se aprueben las disposiciones por las que el presidente del Parlamento catalán no puede proponer candidato y el Parlamento celebrar votación».

Rajoy ha subrayado la importancia del diálogo y ha dejado claro que al único diálogo al que se le invitó fuer para tratar «sobre los términos y los plazos de la independencia en Cataluña».

A modo de conclusión, Rajoy ha insistido en que «lo que amenaza hoy a Cataluña no es el 155 sino el Gobierno de la Generalitat». Finalmente, manifestó: «Confío en que lejos de cálculos electorales, sepamos ofrecer un gesto y dar una respuesta a la altura de lo que esperan de nosotros el resto de los españoles».

 

Fuente: www.clarin.com/mundo

www.ciudadanosur.com.ar