El jefe de la Policía de la Ciudad lamentó enterarse del pedido de detención por los medios, y asegura ser inocente. El respaldo de Martín Ocampo.

José Pedro Potocar, jefe de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires recientemente desplazado, habló sobre el presunto caso de coimas que llevó al fiscal José María Campagnoli a pedir su detención, y se defendió al expresar que es «una persona honorable».

«Soy una persona honorable, todos vieron mi legajo y hoy veo que dicen que soy un monstruo social», lamentó el jefe policial, quien se quejó de haberse enterado de la solicitud de detención por los medios. «Me dicen corrupto sin conocerme», precisó el comisario general.

En declaraciones a América 24, el policía aseguró que se quedará «para responder todo lo que me pidan», y buscó dejar en claro que no es necesaria su detención. «¿Dónde me voy a fugar? Voy a quedarme acá para responder todo lo que me pidan. Pero no es justo. Instalaron en la sociedad que Potocar es corrupto, pero soy una persona honorable», sostuvo, desde un móvil en su casa y acompañado por sus hijos.

Potocar lamentó haberse enterado del pedido de detención por los medios, antes de ser notificado: «Me dolió que no me convocaran a mí, me enteré a través de los medios. La situación no es correcta desde lo jurídico», señaló, y agregó: «Esto que vivo no es propio de una república, son todos trascendidos». No obstante, el funcionario aclaró que no teme ir detenido, pero que si eso ocurre lo afrontará «con entereza».

Sobre el caso en el que se vincula al jefe policial, afirmó que le dan «vergüenza», ya que trabajó «todos estos meses por un sueño, por una Policía innovadora», y que lo «prejuzgan» sin conocerlo.

Campagnoli solicitó la detención de Potocar como uno de los supuestos líderes de una asociación ilícita que exigía dinero a comerciantes de Núñez y Saavedra, a cambio de una seguridad privilegiada. Por esa causa, el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta decidió suspender a Potocar.

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Martín Ocampo, pidió «acompañar a la investigación respetando siempre el marco jurídico vigente» y destacando en ese sentido que «en Argentina rige el principio de inocencia».

Y dejó a entender que Potocar volvería a su puesto si la Justicia lo considera inocente: «Si la justicia define que es inocente para nosotros es suficiente».

 

Fuente: Perfil

 

www.ciudadanosur.com.ar