Una nueva moda que surgió en Yucatán, México, generó una gran polémica al ser considerada como maltrato animal. Se trata de joyas que contienen un escarabajo vivo. Los insectos, de la especie Makech, son pintados con una capa dorada, se les incrustan cristales falsos y se les pega una cadena en la parte trasera como colgante para llevarlos en la ropa.

Este tipo de escarabajo es considerado parte de la cultura y tradiciones de este pueblo mexicano. Y, de manera progresiva, se convirtió en uno de los souvenir más chic de los turistas.

Pero a pesar de su popularidad en los viajeros excéntricos, en las redes sociales provocó una catarata de repudio. Una usuaria de Instagram compartió un video en donde se puede observar a estos insectos listos para ser vendidos.

“Los Makech viven mucho tiempo y sus patas tienen la capacidad de agarrarse a la ropa. Es por eso que, una vez decorados con joyas, las mujeres sujetan la pequeña cadena a su camisa o vestido mientra sel insecto camina alrededor atado. Estoy 100% fascinada y, en secreto, quiero uno”, relató en su posteo. Sin embargo, también admitió que le generó mucha lástima y culpa.

Por su parte, numerosas asociaciones defensoras de los animales se mostraron en contra de esta tendencia, ya que la consideraron cruel. Al decorarlos con joyas y venderlos como accesorios, los escarabajos apenas pueden caminar y alimentarse bien. Mueren a los pocos meses.

A pesar de esto, muchos habitantes de Yucatán defienden esta moda y argumentaron que es una tradición maya centenaria, en donde ya utilizaban a los insectos como elementos decorativos.

Según una leyenda local, una princesa que estaba comprometida con el príncipe Ek Chapat le fue infiel. Cuando el rey ordenó que mataran a su amante, la mujer le suplicó clemencia y pidió rebajar la pena a convertirlo en un escarabajo. Fue así como luego lo adornó con piedras preciosas y lo colgó en su pecho, para cumplir la promesa de llevarlo siempre en su corazón.

 

Fuente: TNmundo