A pocos días de que termine la instrucción del caso Genaro Fortunato, se conoció el audio del llamado que hace Julieta Silva al 911 pidiendo auxilio, luego de atropellar al joven rugbier.

Fue el portal Sitio Andino quien difundió el escalofriante mensaje de la mujer que hoy se encuentra con prisión domiciliaria.

Con tono de desesperación se escucha claramente cuando afirma: “No lo vi, no lo vi”, palabras que ha reiterado a lo largo de la etapa de investigación.

Más tarde dice “no lo puedo creer”, y también añade “atropellé a alguien…está muerto”.

Del otro lado de la línea, el operador le pide calma, luego le solicita que de datos del lugar y le comunica que en breve iba a mandar movilidades.