El súper ministro del Gobierno de Alfredo Cornejo, Martín Kerchner, no fue prudente a la hora de utilizar filosas palabra para referirse a los que se oponen al fracking. Sin medias tintas dijo que esto se trata de una “campaña terrorista”.

“Me parece que la falta de información hace que la gente dude, nosotros hemos brindado toda la información, al contrario, hemos elevado los controles y la posibilidad de controles ambientales, como nunca ha existido en esta provincia bendita. Me parece que debería haber un poco más de tranquilidad y confianza porque claramente nosotros no vamos a permitir que pase algo. Lo demás es terrorismo”, expresó con dureza.

En tanto que el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, añadió: “Desde Ambiente dijimos de avanzar en una reglamentación. Generamos este decreto reglamentario y, por otro lado, algo que no exige la ley, que es exponer el decreto ante una audiencia. Igual lo hicimos el 28 de febrero en Malargüe, donde participaron todos los sectores. Allí pudieron hacer los aportes y está todo en el expediente”.