Con bombos y platillos, el Gobierno anunció esta semana, dentro del paquete de medidas tendientes a impulsar el consumo, la venta de algunos cortes de carnes a 149 pesos. 

En un primer minuto la noticia fue impactante, pero al pasar las horas la alegría se desvaneció. Es que los 120 mil kilos de carne por semana a precios accesibles se agotarán en la mesa de los habitantes del Gran Buenos Aires. Sucede que se podrá conseguir únicamente en el Mercado Central y en la boca de expendio de los frigoríficos exportadores.

Los empresarios de la carne de Mendoza creen que ese producto no llegará a nuestra provincia, teniendo en cuenta que la cantidad de kilos se terminará rápidamente en los alrededores de la Capital.

Por otro lado, en el caso de que los frigoríficos del Gran Buenos Aires dispongan una cantidad para el interior, para los comerciantes del sector  será casi imposible traerlo, considerando los costos de flete.

En tanto que algunos conocedores de la materia, señalan con coraje que los cortes que se van a comercializar no serían tan buenos, pero eso es otra historia.

 

Fuente: www.diariomendozasur.com

dialradio.tv