La reforma impositiva proyectaba una alícuota de 8 por ciento. Fuentes del sector confirmaron que quedarán como estaban.

Los productores de bebidas alcohólicas vivieron una mañana de alegrías. Primero, los fabricantes de vinos, sidras y champagnes recibieron la noticia de que la alícuota del 10 por ciento para sus productos no iba a figurar en el proyecto de reforma impositiva.

Pero quedaba un sector pendiente de respuesta: el cervecero. Con el paso de las horas, se confirmó que el 17 por ciento con el que se quería gravar a las cervezas no correrá. “Nos reunimos con el Gobierno y entendieron nuestro reclamo. La alícuota quedará en 8 por ciento, tal como estaba”, explicó Alejandro Berlingeri, director de la Cámara de Cerveceros Argentinos, a TN.com.ar.

La queja de la industria se orientó sobre dos puntos. El primero tenía que ver con el bolsillo del consumidor, ya que los fabricantes advertían que ese porcentaje sería trasladado a precios. El segundo se apoyó en un aspecto de la reforma tributaria: ¿por qué si al vino le subían le imponían una alícuota del 10 por ciento, a la cerveza, que tiene menos alcohol, la gravaban con el 17? “El impuesto tiene que ser concordante con la graduación alcohólica”, detalló Berlingeri.

Para llegar a un acuerdo, tuvieron varias reuniones con representantes del Gobierno nacional. Los encuentros terminaron con la marcha atrás de ese punto, uno de los que más polémicas generó tras ser anunciado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Los primeros en quejarse fueron los gobernadores de las provincias productoras de vino. A ellos les siguieron los empresarios de la cerveza, ya que aseguraban que la carga tributaria total para el sector, ahora en 52,3 por ciento, se dispararía hasta 58,7 por ciento si se aplicaba ese aumento.

El freno sobre el vino se conoció en la mañana del jueves, cuando el presidente Mauricio Macri recibió a los gobernadores. El mandatario provincial Alfredo Cornejo fue con el reclamo bajo el brazo y, tras el encuentro, confirmó que “el impuesto al vino no va al Congreso Nacional”. Una hora después llegó la confirmación oficial: esa bebida, como los espumantes, no se incluirán en la reforma tributaria.

 

Fuente: tn.com.ar

www.ciudadanosur.com.ar