Los familiares de Braian Fillip, el visitador médico ejecutado de dos disparos en la cabeza el jueves último en la localidad bonarense de Victoria, pidieron que la Justicia investigue si el ex suegro de su hijo pudo haber tenido algún tipo de colaboración en el crimen, por el cual está siendo buscado intensamente un ciudadano venezolano.

En ese sentido, la madre de Braian explicó que el padre de Sofía, la pareja de su hijo y madre de su nieta, no apoyaba la relación que Braian había tenido con ella y siempre «la tuvo amenazada» y le decía que si retomaba el noviazgo con Fillip «la iba a echar de su casa».

«Él siempre la tuvo amenazada a su propia hija, es una chica que estaba sometida. Ella y mi hijo estaban buscando arreglarse e irse a vivir juntos», comentó sobre el vínculo entre la víctima y su pareja, que habían estado separados desde que nació su bebé.

En tanto, el padre de Braian contó que el joven y Sofía «estuvieron un año de novios y después de irse de vacaciones un verano ella quedó embarazada, y ahí empezaron los problemas con la familia».

«El padre de la chica quería que ella abortara y mi hijo lo tomó a mal. A pesar de la opinión del padre, Sofía y Braian tomaron la decisión de tener a su hija, pero poco después se separaron, ella influenciada por el padre y la madre, pero especialmente por el padre», aseguró el hombre en diálogo con TN.

Y agregó: «Ahí comenzó el calvario, porque Braian quería colaborar con todo pero ella no le contestó más los mensajes, así que él no sabía ni dónde iba a nacer su hija».

«Él se enojaba porque obviamente quería saber lo que pasaba, ahí fue que le hicieron una orden de restricción para que no se le acerque, y recién pudo conocer a la nena un año y medio después de que naciera», explicó el padre de Braian, que además aseveró que su hijo fue obligado a realizarse un examen de ADN por pedido de la familia de su novia.

Fuente: www.infobae.com