La FARC (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, ex Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) le pidieron “sensatez” al presidente electo de ese país, el conservador Iván Duque, tras su anuncio de este domingo de corregir el pacto de paz que desarmó a la otrora organización guerrillera.

“Es necesario que se imponga la sensatez; lo que el país demanda es una paz integral, que nos conduzca a la esperada reconciliación (…) Burlar ese propósito no puede ser plan de gobierno”, indicó el ex grupo rebelde en un comunicado tras la victoria de Duque en el balotaje de este domingo.

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común aseguró que la victoria del sector conservador opuesto al pacto no puede interpretarse “como una patente para desconocer lo andado en materia de paz y burlar los compromisos adquiridos por el Estado”.

Hacerlo “lo único que logrará será llevar a la nación a un nuevo ciclo de múltiples violencias”, agregó el boletín. Los excomandantes guerrilleros han dicho en varias ocasiones que no regresarán a la guerra.

Por su parte, el líder del partido, Rodrigo Londoño, anunció su deseo de ser recibido por Duque. “La FARC expresa su disposición a reunirse con el presidente electo para exponer sus puntos de vista sobre la implementación del acuerdo de paz”, expresó en una rueda de prensa celebrada en Bogotá.

Londoño, conocido como “Timochenko” en su época de combatiente, agregó que si el nuevo presidente no implementa los acuerdos “lo único que logrará será llevar al país a un nuevo ciclo de múltiples violencias”.

En su primer discurso tras resultar elegido presidente, Duque anunció su intención de hacer “correcciones” al pacto que a finales de 2016 puso fin a medio siglo de conflicto armado.

Aunque no ahondó en detalles, afirmó que cumplirá el “sueño” a las bases guerrilleras de reincorporarse a la vida civil.

Durante la campaña, el hombre de confianza del expresidente Álvaro Uribe aseguró que quiere que los jefes rebeldes culpables de delitos atroces paguen un mínimo de cárcel y no ocupen ninguno de los diez escaños parlamentarios reservados al ahora partido FARC.

 

Fuente:www.clarín.com