Ahora falta la aprobación de la Audiencia de Barcelona. La condena, al ser menor a dos años, es en suspenso.

La fiscalía de España aprobó hoy que Lionel Messi pague una multa de 250 mil euros para dejar sin efecto la condena de 21 meses de prisión en suspenso que le fue impuesta al ser condenado por fraude fiscal. Ahora resta el visto bueno de la Audiencia de Barcelona.

En el informe presentado ayer ante la Audiencia, y para que en caso de que el tribunal no acuerde ese cambio, la fiscalía tampoco se opone a que el ingreso en prisión de Messi quede “suspendido” durante los próximos tres años. El ministerio público argumenta que tanto el delantero del Barça como su padre, Jorge Messi (condenado por los mismos hechos) “son delincuentes primarios” y han pagado ya toda su responsabilidad civil.

La estrella argentina del Barça defraudó 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009 al no haber tributado en España los ingresos (10,1 millones) percibidos por la explotación de sus derechos de imagen con grandes marcas durante ese periodo.

Al padre, el Supremo le rebajó la pena de 21 a 15 meses de cárcel por considerarle como cooperador necesario de esos tres delitos contra la hacienda pública.

Como norma general, las penas de prisión inferiores a los dos años quedan en suspenso cuando se trata de una primera condena. Es el caso de los Messi.

 

Fuente: tn.com.ar/deportes

www.ciudadanosur.com.ar

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail