Aunque para muchos siempre fue algo imposible, el deseo se volvió realidad: cayó dinero del cielo. Pero no en forma de billetes ni monedas. Sino de diamantes y lingotes de oro.

El insólito hecho ocurrió en Siberia, Rusia. Cuando un avión estaba por despegar del aeropuerto de la ciudad de Yakutsk, una pieza se rompió y el cargamento que llevaba en su interior empezó a caer en la pista de aterrizaje.

Pero no se trataba de valijas ni bolsos. Sino, según detallaron las autoridades, de diez toneladas de oro, platino y diamantes. En total, todo estaba valuado en 380 millones de dólares.

Una vez que dieron aviso, el personal a cargo del traslado logró recuperar 172 lingotes de oro que habían quedado desparramados en el lugar. Por su parte, los ingenieros técnicos que prepararon el cargamento fueron detenidos por este grave error.

El encargado de viralizar lo sucedido fue el periodista ruso, Roman Pesterev. A través de las redes sociales, compartió la llamativa foto de la pista de aterrizaje con todo el oro en el suelo, congelado por las bajas temperaturas de la zona.

 

Fuente: TNmundo