El Tribunal que juzga a la ex presidenta Cristina Kirchner, al detenido ex ministro de Planificación Julio De Vido y los demás procesados por el supuesto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz resolverá hoy si continúa o suspende el debate.

Los jueces del Tribunal Oral Federal 2 leerán su resolución en la audiencia a la que no asistirá la actual candidata a vicepresidenta por el Frente de Todos, ya que tiene permiso para estar en Cuba y visitar a su hija Florencia.

Los jueces resolverán sobre 51 planteos de suspensión del debate y nulidades hechos por las defensas de los acusados en las llamadas «cuestiones preliminares», y que fueron rechazados por el fiscal de juicio, Diego Luciani, y las querellantes Oficina Anticorrupción y Unidad de Información Financiera.

La audiencia de hoy se dedicará sólo a la lectura de esa extensa resolución, explicaron fuentes judiciales.

En caso de desestimar los planteos, el juicio seguirá el lunes siguiente con el inicio de las declaraciones indagatorias, para lo cual el Tribunal tendrá que establecer un cronograma.

En este nuevo tramo del juicio los acusados tendrán obligación de estar presentes en la sala de audiencias de los tribunales federales de Retiro.

Los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso juzgan desde el 21 de mayo pasado a la senadora nacional, a los detenidos De Vido, ex secretario de Obra Pública José López, al primo del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, Carlos Kirchner, y al empresario Lázaro Báez.

También son juzgados Nelson Periotti, Raúl Daruich, Mauricio Collareda, Héctor Garro, Juan Carlos Villafañe, Raúl Pavesi, José Santibañez y Abel Fatala.

Todos están procesados por presunta asociación ilícita y defraudación a la administración pública a raíz del presunto direccionamiento del 80 por ciento de la obra pública nacional en Santa Cruz a favor de empresas del grupo Báez, supuesto pago de sobreprecios e incumplimientos.

Entre los puntos planteados por la defensa de la ex presidenta está el de una pericia ordenada sobre un conjunto de estas obras que aún no está concluída, y será recibida por el Tribunal en septiembre.

Además, uno de los peritos que intervino fue recusado y se pidió su apartamiento, tema actualmente a estudio de la Cámara Federal de Casación, el máximo tribunal penal del país.

El abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, sostuvo que hay una «persecución política hasta límites absurdos», y pidió suspender el debate.

Beraldi hizo cinco planteos, a raíz de los cuales consideró que el juicio «no puede avanzar». Explicó que, entre otros aspectos, se trata de una sola imputación «que se ha multiplicado en pléyade de causas».

Por ello reclamó «un sólo juicio respecto de todas las personas que aparecen acusadas», al tiempo que sostuvo que las acusaciones son «políticas».

Al responder a este y los demás planteos de las defensas, el fiscal Luciani pidió el rechazo y sostuvo que se pretende un «dilate del proceso».

Este es el primer juicio oral que afronta la actual candidata a vicepresidenta, que además está procesada con prisión preventiva (sigue en libertad porque tiene fueros como senadora nacional) en la causa por los cuadernos de la corrupción.

También fue enviada a juicio, sin fecha de inicio aún, en otras investigaciones, como Hotesur, Los Sauces, firma del Memorandum de entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA y venta de dólar futuro en su gobierno.

Fuente: www.infobae.com