Después de dos días de incertidumbre, la Justicia decidió imputar a Hugo Acuña, el efectivo policial que el domingo pasado en horas del mediodía mató a su mujer de un tiro, en el vecino departamento de General Alvear.

La Fiscal de la causa consideró que la imputación está encuadrada en el delito de “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego” y ordenó su inmediato traslado a la cárcel de nuestra ciudad.

Oficialmente se informó que la causa no ha sido calificada como femicidio, teniendo en cuenta que de las testimoniales que se han tomado hasta ahora no se desprenden pruebas de que hay existido violencia de género.

Respecto del punto anterior aclararon que “no hay antecedentes de denuncias por violencia de género”.

El violento episodio tuvo lugar en la casa que ambos compartían en Agustín Álvarez y Paso de los Andes.

La víctima, Lorena Segura, tenía 30 años y era profesora de comunicación social en varias instituciones del departamento vecino.