Desde el Ministerio Público Fiscal comunicaron que a Raúl Herrera, el sujeto que la semana pasada se robó un remís de calle San Juan, no se le imputará ningún delito, ya que tiene problemas psiquiátricos.

El sujeto fue detenido en Salto de las Rosas luego de emprender una loca carrera por calles de ciudad y distritos, que incluyó una persecución de película de la que participaron varias movilidades policiales y también un número importante de taxis.

Seguirá internado en el servicio de Salud Mental del hospital Teodoro J. Schestakow y, mientras se somete a varios estudios, fue declarado inimputable.

Aunque no le caerá el peso de la Justicia, dado su patología mental, no le será fácil circular libremente dado que deberá recibir un intenso tratamiento. Sucede que, teniendo en cuenta el antecedente de hace unos días, puede volver a poner en riesgo su vida y también la de terceros.