Cristina Kirchner regresó al país la madrugada de este viernes, tal como había informado ante la Justicia federal. En tanto su hija Florencia Kirchner continúa en Cuba tras una afección en su salud. El Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) le había concedido plazo hasta fin de mes para permanecer fuera de Argentina. La hija de la ex Presidenta solicitó por intermedio de su defensa permanecer al menos 45 días más. Mientras, la justicia peritará el certificado que Cristina presentó para justificar su pedido: quiere saber si su hija puede viajar o no, y en cualquier caso cuánto tiempo le demandará tratarse de esas enfermedades.

Antes de emprender el regreso a la Argentina, Cristina Kirchner hizo público el historial médico de su hija, con la recomendación de los médicos cubanos de «no viajar», y subió una foto del centro de salud donde se encuentra en tratamiento por «estrés postraumático» .

«Fue ella, en virtud de las mentiras y falsedades publicadas en estos días, quien me pidió que se conozcan públicamente», aseguró la Senadora cuando decidió desde su cuenta de Twitter hacer pública la información.

Según asegura su madre, Florencia Kirchner está siendo atendida en el centro de referencia de salud en Cuba. Allí continúa «con sus análisis y su tratamiento ambulatorio». Todo el resumen de su historia clínica fue presentado ante la Justicia federal,por cuyos tribunales la hija de la ex Presidenta está procesada por lavado de dinero y asociación ilícita a raíz de los negocios de las dos empresas familiares.

Según informó Cristina Kirchner, figura como diagnóstico principal el padecimiento de estrés postraumático y enumera otros diagnósticos: síndrome purpúrico en estudio, polineuropatia sensitiva desmielinizante de etiología desconocida, amenorrea en estudio, bajo peso corporal y linfedema ligerode miembros inferiores. Ese certificado fue legalizado por el ministerio de Salud cubano y la embajada argentina en La Habana.

Estos informes se presentaron ante el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5), que tiene a su cargo el juicio de la causa Los Sauces. En dicho expediente Cristina Kirchner junto a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner están procesados por asociación ilícita y lavado de dinero. Se trata de la inmobiliaria familiar que tuvo como principales inquilinos a Lázaro Báez y a Cristóbal López.

Si bien tanto la ex Presidenta como su hija no tienen prohibición de salida del país, deben informar ante la Justicia si se ausentan. Por ello la senadora informó de su viaje. En el caso de Florencia Kirchner, solicitó autorización para permanecer 45 días más en Cuba.

Fuentes judiciales señalaron a Clarín que se analiza peritar los informes médicos presentados ante el TOF 5 para establecer con claridad si Florencia está o no en condiciones de embarcar o no en un avión para regresar al país. «Es una de las posibilidades y es lo más lógico», indicaron. Para ello, se dio intervención al Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia. Fue la decisión del presidente del Tribunal, Daniel Obligado. El tribunal también quiere que los peritos médicos establezcan cuánto tiempo demandará el tratamiento según su criterio.

El argumento esgrimido para permanecer en La Habana es la continuidad del tratamiento médico que inició en Cuba hace semanas.

La semana pasada, Cristiana Kirchner avisó a la justicia que viajaría a Cuba por razones de salud de Florencia. Después subió un video a su cuenta de Twitter -editado con música y fotos- en el que afirmó que su hija tenía “severos problemas de salud” a raíz de la “persecución feroz” por parte de la Justicia.

Les pido a los que nos odian que por favor se metan conmigo, pero no con ella, no más con ella por favor”, terminaba aquel mensaje.

 

Fuente: www.clarín.com